Work

¿Por qué no consigues un buen empleo?

Muchos de nosotros estamos buscando un empleo, pero sin embargo no hacemos nada para poder conseguirlo, o quizá estamos actuando de manera equivocada. A continuación varias de las razones por las que todavía no has conseguido un empleo, o mejorar el actual.

#1 – NO CONSIGUES UN BUEN TRABAJO PORQUE NO SABES LO QUE QUIERES

¿Te da lo mismo trabajar de guardia de seguridad que de oficinista?

¿Es lo mismo trabajar en el campo que en una cómoda oficina con aire acondicionado?

¿No importa si trabajas como creativo publicitario o como jefe de procesos?

Hasta que no definas qué quieres en la vida, va a ser complicado que consigas ya sea tu primer trabajo o uno mejor y te voy a explicar el por qué.

Conseguir un buen trabajo no depende solo de enviar un currículum.

Conseguir un buen trabajo se trata de analizar qué es lo que te gusta y en lo que quieres especializarte, de investigar las empresas en las que te gustaría trabajar, de preparar el currículum ideal para presentar en ese tipo de empresa, preparar la forma en la que vas a presentarte en la entrevista, lo que vas a decir.

Inclusive, se trata de visualizar que estarás allí muchos años y de asegurarte que realmente quieres crecer en esa empresa.

Así que primero decide qué vas a hacer de tu vida.

Caso contrario terminarás perdiendo el tiempo o haciéndole perder el tiempo a otros.

#2 – NO CONSIGUES UN BUEN TRABAJO PORQUE NO MANDAS CURRICULUMS

¿Realmente estás desesperado por conseguir un buen trabajo?

Entonces deberías en primer lugar aprender cómo hacer un currículum realmente eficiente.

Si realmente necesitas un buen trabajo entonces vas a mandar por lo menos 4 currículums al día a empresas que te interesan.

Un mes tiene 22 días laborales, así que si envías 4 currículums al día, estamos hablando de 88 currículums al mes. En por lo menos 3 meses habrás enviado 264 currículums.

No me creo que no encuentres un buen trabajo realmente. Por lo menos algo temporal hasta estabilizarte o salir de la situación de “cero ingresos” en la que te encuentras.

En resumen, si no envías por lo menos unos 10 currículums al mes, entonces no estrás realmente preocupado por conseguir o cambiar de trabajo.

#3 – NO CONSIGUES UN BUEN TRABAJO PORQUE ERES FLOJO

Lo siento pero es cierto.

Si estás pasando hambre, entonces deberías moverte todo lo posible cuanto antes.

Si vives en casa de tus padres y por eso te das el lujo de tomarte tu tiempo, entonces eres flojo.

Si tienes un trabajo, aunque no te guste y no haces nada al respecto, es que también eres flojo.

En resumen, sea la razón que tengas para conseguir o cambiar de trabajo, si no lo haces, es que no estás dando más de ti mismo, estás cómodo o eres demasiado flojo.

Recuerda la famosa frase de Einstein:

Estupidez es hacer una y otra vez lo mismo, esperando resultados diferentes.

#4 – NO CONSIGUES UN BUEN TRABAJO PORQUE NO TE ESTÁS PREPARANDO

Los buenos trabajos requieren que te prepares.

Y no me refiero exclusivamente a que tengas formación universitaria. Hay muchas personas en el mundo que son exitosas y no terminaron la universidad.

Me refiero a que leas, te capacites, participes en cursos o talleres, consumas blogs, tengas cultura, te especialices en algo, domines algo en particular.

Esto es como comprar un producto. Un genérico siempre tendrá menos valor que un producto con marca.

Tú decides si eres un empleado genérico, totalmente reemplazable y común y corriente, o eres un empleado con valor agregado.

#5 – NO CONSIGUES UN BUEN EMPLEO PORQUE TE DESMOTIVAS

Salvo que seas algún gurú o un especialista en algo, no esperes que te contraten automáticamente al enviar tu primer currículum.

Es más, puede que envíes una decena o cientos, antes de que te llamen.

¿Vas a dejar que esto realmente te desmotive?

Las empresas quieren personas aguerridas, motivadas, enfocadas, que luchen por crecer. Así que deja de desmotivarte y utiliza esa mentalidad negativa para transformarla en combustible.

¿Odias al mundo porque no te da un buen trabajo? Entonces llénate de ira y conviértete en el mejor profesional del planeta y demuéstrale al mundo que estaba equivocado.

Como siempre tú eliges. El vaso medio vacío o el vaso medio lleno.

#7 – NO CONSIGUES UN BUEN EMPLEO PORQUE NO SABES VENDERTE

Conozco a mucha gente que dice que no le gusta vender o dice que no sabe hacerlo.

En verdad todo el mundo sabe vender.

Ya sea para conseguir una pareja, para conseguir que tus padres te dejen salir de fiesta o inclusive para que tus amigos te sigan la corriente en una idea, todas esas situaciones son ventas.

El problema es que muchos dominan el arte de vender en la vida cotidiana, pero muy pocos saben aplicarlo a la vida profesional.

Aprende a vender, pero especialmente a venderte laboralmente.

#8 – NO CONSIGUES UN BUEN TRABAJO PORQUE TIENES MIEDO

¿Te aterra la idea de salir de tu zona de confort?

¿Te aterra la idea de tener que esforzarte?

¿Te aterra la idea de tener compromisos?

Puedo seguir la lista, pero he descubierto que mucha gente no consigue un buen trabajo porque algo la aterra.

Desde que sus padres lo saquen de su casa, hasta asumir compromisos. Desde tener que encargarse de hacer algo, hasta madurar.

Es más, a muchos les aterra la idea de fracasar.

Así que antes de pasar al siguiente punto, deja de ser tan miedoso o miedosa. El miedo te paraliza o te motiva.

Nuevamente tú eliges cómo reaccionar.

#9 – NO CONSIGUES UN BUEN TRABAJO PORQUE TIENES MIEDO A FRACASAR

Voy a contarte una historia.

En el colegio tenía un compañero que cada semana aparecía con una nueva novia y no era un Brad Pitt que digamos. Un día decidí preguntarle su técnica, ya que me era sumamente llamativa.

¿Sabes cuál era su técnica? No temer al fracaso e intentarlo.

Todos los viernes y sábados el salía a diferentes boliches en la ciudad y se proponía el objetivo de hablar con unas 10 mujeres como mínimo. En resumen cada fin de semana hablaba a 20 mujeres (un número nada malo). Al mes esas 20 mujeres se convertían en 80 y al año esas 80 en 960 mujeres.

En resumen, mi amigo hablaba con 1.000 mujeres al año.

Muchas le decían que no o no le prestaban atención, pero muchas otras sí lo hacían.

A él no le preocupaban esas mujeres que no le prestaban atención, porque su objetivo, era las que sí lo hacía.

Así que te recomiendo seguir su consejo (no el de hablar con mujeres) de dejar de preocuparte si fracasas o no.

Nuevamente, en este momento estás quebrado, sin ingresos o en un trabajo que no te hace bien. Eso debería preocuparte más.

#9 – NO CONSIGUES UN BUEN TRABAJO PORQUE TIENES MIEDO A FRACASAR

Voy a contarte una historia.

En el colegio tenía un compañero que cada semana aparecía con una nueva novia y no era un Brad Pitt que digamos. Un día decidí preguntarle su técnica, ya que me era sumamente llamativa.

¿Sabes cuál era su técnica? No temer al fracaso e intentarlo.

Todos los viernes y sábados el salía a diferentes boliches en la ciudad y se proponía el objetivo de hablar con unas 10 mujeres como mínimo. En resumen cada fin de semana hablaba a 20 mujeres (un número nada malo). Al mes esas 20 mujeres se convertían en 80 y al año esas 80 en 960 mujeres.

En resumen, mi amigo hablaba con 1.000 mujeres al año.

Muchas le decían que no o no le prestaban atención, pero muchas otras sí lo hacían.

A él no le preocupaban esas mujeres que no le prestaban atención, porque su objetivo, era las que sí lo hacía.

Así que te recomiendo seguir su consejo (no el de hablar con mujeres) de dejar de preocuparte si fracasas o no.

Nuevamente, en este momento estás quebrado, sin ingresos o en un trabajo que no te hace bien. Eso debería preocuparte más.

#11 – NO CONSIGUES UN BUEN TRABAJO PORQUE NO TE COMPROMETES CONTIGO

Trabajar no se trata de hacer felices a tus padres, a tu pareja o tus amigos.

Tampoco se trata de demostrar que ganas un mejor sueldo o tienes más o menos beneficios.

Trabajar se trata de dignidad, pero principalmente dignidad con uno mismo.

A la larga, debes recordar que la única persona que estará siempre a tu lado hasta el final de tus días eres tú. No puedes liberarte de eso, pero si puedes comprometerte.

La vida está llena de decisiones correctas e incorrectas, pero hay una decisión en la que no debes fallar y es la de comprometerte contigo.